En 1971 un grupo de médicos franceses —los “french doctors”—, entre los que se encontraba Bernard Kouchner, decidieron a su regreso de Biafra, donde habían trabajado con Cruz Roja durante las terribles hambrunas, romper el código de neutralidad y silencio de las grandes organizaciones humanitarias para denunciar las violaciones de los derechos humanos que habían contemplado. Así fue como fundaron Médicos sin Fronteras.

En 1979, durante la crisis de los boat people vietnamitas —miles de personas refugiadas que huyeron de Vietnam a bordo de precarias embarcaciones—, Kouchner, junto a una quincena de miembros de dicha organización, decidió fundar Médicos del Mundo para atender directamente a esas personas, a la vez que denunciaba la situación, operando desde un barco —el L´Ille de Lúmier— que permaneció en la zona hasta finales de los años 80 y salvó a miles de personas.

En España, Médicos del Mundo comenzó a trabajar en proyectos de Inclusión Social en 1988, como una delegación de Médecins du Monde. En 1990 se constituyó oficialmente Médicos del Mundo España, con programas y presupuesto propios. El 18 de noviembre se reunió la primera Asamblea General de personas asociadas y quedó constituida la Junta Directiva. El 31 de marzo, en Cracovia, se firmó la Carta Europea de Acción Humanitaria.